Diligencia

– ¡Sat Dharm Singh Khalsa!

– Presente.

Aquí estoy, reportándome a la usanza académica de aquellos días míos. ¿Excusas? Mmmm… Sinceramente, hace dos semanas evitaba poner un pie (o una mano) en este rincón de mi experiencia. Esa semana leí la más mínima cantidad de blogs. Como que me indigesté de tanta bloguería y parafernalia cibernética. También, y afortunadamente, me llegó una carga inmensa de trabajo con la que he estado más que ocupado. Y al final del día, difícilmente me quedan ganas para escribir los gajes del vivir diario u otras curiosidades adyacentes. Este fenómeno relativamente nuevo (bloguear) puede ser en realidad abrumador. Cada vez que entro al blog para escribir a mi placer, son tantas las cosas que suceden dentro y fuera de mí que si no comienzo un proceso de discernimiento inmediato, entonces, aborto la misión por entero. Por supuesto, dicho proceso requiere de cierta cantidad de glucosa para que el motor de mi cerebro funcione adecuadamente. Cantidad de glucosa que, al llegar la noche, prefiero ahorrar la poca que me queda para el trabajo del día siguiente. Por eso procuro que si quiero escribir, sea en la mañana o a mediodía.

Mi trabajo de cada día inicia entre 3:00 y 3:15 de la mañana. Y no acaba, sino hasta a las 10 de la noche aproximadamente. Dado mi estatus actual de empleado freelancer, no cuento con un lugar especial para realizar mis labores (como una oficina o un laboratorio), excepto el cuarto-oficina donde se encuentra la computadora de mi casa. Tampoco tengo un horario fijo de trabajo. Sólo calculo el número determinado de horas que necesito dedicarle a cada proyecto y me atengo a eso. Sin embargo, espero un cambio en esta rutina a partir de septiembre. Luego explico.

Mis quehaceres actuales tienen que ver mucho con la comunicación. Así sucede desde hace dos años cuando abandoné -dramáticamente para muchos- mis estudios en administración en el ITAM. En estos momentos, me encuentro súper-apurado con la edición de un manual de capacitación de maestros de Kundalini Yoga. Esto es algo en lo que llevo trabajando 15 meses para ser exactos. Ahorita estamos en la recta final y la presión es tremenda. Aparte de este trabajo, tengo dos proyectos de diseño. Uno es un material de publicidad para unas amigas que realizan despedidas de solteras con un toque místico-oriental, para los que las conocen y estén interesados, ellas son Gurumander y Nirankar. El otro es un material para un evento muy próximo relacionado con Sikh Dharma de México. Este fue muy reciente y tengo poco tiempo para completarlo. El fin de semana inicio otros dos proyectos. Uno será para el campamento de mujeres que se organiza cada año en verano. Todo esto más las clases de yoga que doy. (Inhalo).

Ok, de vuelta al trabajo. Queda mucho por hacer.

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: