Archive for February, 2006|Monthly archive page

On patience

We need to develop patience but impatience can also be conducive for such activities as cleaning and walking. With this mind of impatience one can become a woman or man of action. However, for bigger problems, patience is crucial.

Necesitamos desarrollar la paciencia, pero la impaciencia también nos puede conducir a realizar actividades tales como limpiar y caminar. Con esta mente de impaciencia, uno se puede volver una mujer u hombre de acción. Sin embargo, para problemas mayores, la paciencia es crucial.

Su Santidad el Dalai Lama

Advertisements

Sabiduría atemporal

timeless wisdom

La imagen original me la hizo favor de prestar Mukhande Kaur, una amiga de Canadá. Al estar observando la creación final, ella me dijo: “Mmm…, se ve viejita.” Eso me causó mucha risa porque noté en ella un tono de perplejidad al ver que la niñita de la foto (que creo que es ella misma) había dado saltos cuánticos de tiempo con la photoshop-ización de la imagen. Pero, después, con más observación, me dijo que sus ojos se veían muy serenos y meditativos. Era una mirada que filtraba la sabiduría detrás, la mirada de alguien que, aunque muy pequeña, transmitía la atemporalidad del universo. Podía ser niña y a la vez vieja, o vieja y después niña, pero era (es) un alma sabia.

Saborea el viaje

Yogi Tea

Prepárate una taza de té y tómate un momento para saborear la fragancia. Descubre paz en el encantador sabor; logra el equilibrio con las hierbas curativas. Cierra tus ojos y siente que te transportas a un templo sagrado en la puesta del sol, rodeado por los ritmos antiguos de la oración devocional.

Brew yourself a cup of tea and take a moment to savor the fragrance. Discover peace in the enchanting flavor; acieve balance with the healing herbs. Close your eyes and feel yourself transported to a sacred temple at sunset, surrounded by the ancient rhythms of devotional prayer.

*Haz click en la imagen para visitar el sitio web de Yogi Tea

Elíxir de aromas

La aleación mágica y nutritiva del Yogui Té.

Es muy probable que el té sea una de las bebidas más tomadas alrededor del mundo. Su cultura y el arte de tomarlo se originan desde tiempos antiguos en el Oriente, especialmente China. Y la palabra té en la mayoría de los idiomas viene de dos idiomas chinos: uno, del hokkien teh y el otro del cantonés cha. De hecho, en todo China y Japón, así es como se le conoce al té; como cha. Y ocurre lo mismo en India, aunque se ha acostumbrado a escribir la palabra chai.

El chai es una mezcla de sabores y aromas muy distinguidos, un tanto exótico para las personas que están acostumbradas sólo al café y a las bebidas más occidentales. Sin embargo, la creación del chai indio se dio precisamente a partir de una bebida occidental, y muchísimo después que el descubrimiento del té en China. A principios de 1800, la Compañía Británica de las Indias Orientales cultivaba el té por primera vez en tierras de la India. Con el paso del tiempo, los nativos comenzaron a añadirle sus propios ingredientes a la infusión británica de pimienta negra, leche y azúcar. El ingrediente predilecto era el cardamomo. Una especia favorita por sus propiedades para fortalecer el sabor del té, ayudar al sistema digestivo y neutralizar los efectos de la cafeína.

Un poquito más hacia el noreste indio ocurría una mezcla más variada. En la región del Punjab, hogar de los Sikhs, se le añadieron más especias a este chai para intensificar aún más su sabor y sus efectos terapéuticos. De este modo, se creó una de las bebidas más aromáticas y sabrosas que, rápidamente, ha encontrado su acogimiento en el mundo.

La historia fue que este chai, conocido en el noreste indio como masala chai, obtuvó su fama a finales de los sesenta gracias a Yogi Bhajan. El alto yogui sikh les servía esta bebida a sus alumnos al final de sus clases; el chai fue conocido como yogui té (yogi tea). Actualmente, la tradición de servir o tomar una taza de yogui té al final de las clases de Kundalini Yoga continúa y es la favorita de los alumnos. Algunos de los primeros alumnos de Yogi Bhajan que crearon diversos negocios de alimentos en los setenta desarrrollaron el producto comercial de Yogui Té, el cual comenzó a crecer hasta convertirse actualmente en el té orgánico más vendido en los Estados Unidos y Europa.

A continuación, está la receta original del yogui té como Yogi Bhajan la dio tiempos atrás en 1969.

A tres cuartos de agua añádele:

20 clavos enteros
20 vainas de cardamomo verde
20 granos de pimienta negra
5 rajas de canela

Después de hervir estos ingredientes durante 15 o 20 minutos, añade:

1/4 cucharadita de té negro. Y uno o dos minutos después agrégale una media taza de leche fría por cada taza de agua que quede.

Asegúrate muy bien de retirar el té del fuego cuando ya esté en el punto de ebullición. Cuela y sirve con miel (más saludable que cualquier tipo de azúcar), si no, puedes tomarlo así solo.

Esta fue la receta original, pero existe otra que es la más utilizada. Son los mismos ingredientes. Sólo que le añades unos cuantos trozos de jengibre (8). El jengibre es eficaz cuando tienes algún tipo de resfriado o necesitas un poco de energía. La pimienta negra actúa como purificador de la sangre, el cardamomo es una ayuda para el colon, los clavos son para el sistema nervioso y la canela es para los huesos. Hay gente que preferirá tomar el té sin leche y el mínimo de miel o azúcar (mi mamá lo prefiere así), especialmente si son kapha en el marco de las constituciones ayurvédicas. Sin embargo, la leche ayudará a asimilar las especias y a evitar irritación en el colon. Puede utilizarse leche de vaca o de soya, según la tolerancia individual. Asimismo, el té negro es opcional. Personas muy sensibles a la cafeína deberían evitarlo, especialmente, personas con constitución pitta y vata.

Una taza de yogui té siempre será un alivio digestivo después de una comida abundante. Y siempre nutrirá a tu espíritu.

¡Salud!

La descripción de los reyes espirituales

Este es otro extracto de la composición poética que escribió Guru Gobind Singh llamada Bachitar Natak. Esta se encuentra contenida a su vez dentro del Dasam Granth, la gran compilación de todas las obras escritas por Guru Gobind Singh*, el último guru sikh humano.

chapter 5 bachitar natak

*Existe una gran controversia respecto a la fidelidad del Dasam Granth como obra original de Guru Gobind Singh. Un segmento considerado de los Sikhs creen que el Dasam Granth no fue escrito por el santo-guerrero, incluso, hay personas que han sometido los textos a pruebas y análisis de antigüedad. Sin embargo, hasta el momento no se ha refutado su validez de manera oficial, como tampoco hay pruebas consistentes que la garanticen. Update (21/2/06): Sin embargo, el Akal Takht, la máxima autoridad para las cuestiones temporales de los Sikhs, ordenó no discutir ni debatir su autenticidad públicamente.

Actualización: El comentario de un amigo me hizo pensar unas cuantas cosas acerca de este post. La nota de arriba es puramente factual, pensé que la gente que leyera esto debía conocer acerca de esta situación. Personalmente, siento que el Dasam Granth (o lo que he leído de él) transmite el verdadero espíritu de Guru Gobind Singh. Te hace imaginar en tu mente las grandes hazañas que realizó y todos los obstáculos a los que le hizo frente. Y en el alma, te eleva a la conciencia del santo-guerrero para poderle hacer frente a los propios obstáculos y ascender a tu destino.

El Guru es el barco

barco de flores

La siguiente es una composición creada por un querido amigo mío que vive en Española, Nuevo México. Hace poco me comentó que esto estaba en el blog de Gurumustuk, así que le dí un vistazo, lo escuché y me encantó. Está lleno de creatividad e inspiración. El post original y el audio lo pueden escuchar en Mr. Sikhnet. Aquí les presento la composición tal cual en inglés para que lo disfruten.

The Guru is the Boat
by Nirmal Singh Khalsa

The Guru is the boat that carries you across the world-ocean. I bet you have heard this before. Well, I have too. It was just the other day after I had been assigned to investigate the inspirational qualities of the 10 Gurus, I was reading those lines with Guru Boat and ocean, when this thought sprung into my mind: If the Gurus are all boats, what kind of a boat would they be? And this is what I thought of.

First there is Guru Nanak. To my surprise and maybe yours I found that the first Guru boat wasn’t even a boat. No, Guru Nanak had a very special view into life, he saw what no one else could see and he provided the creative spark that gave life to Sikhism. He was totally immersed and submerged in God’s flow, and with his special vision could see into every man’s heart. His example showed us how to live with compassion and to never say no. Maybe you have already guessed that Guru Nanak, the first Guru, was a submarine. I mean, how else could he sink into the river for three days and nights and then return to utter Ik Ong Kar Sat Nam?

After Guru Nanak’s Passing, Guru Angad was left with a big small challenge, or you could say a small big challenge. He was left with a new born child now known as Sikhism, and two paths lay ahead: this child could become a self centered man, or could follow the drift of an immense Hindu ocean. Guru Angad lived up to his calling, drawing faith in his wake. For the youth he opened many schools and started the tradition of Mall Akhara, where physical as well as spiritual exercises were held. He also institutionalized ‘Guru ka Langar’ and wrote 63 Saloks that would later be included in the Siri Guru Granth Sahib. His life is the example of having an attitude of gratitude. For being the driving force in maintaining the Sikh identity and pulling young and mature to shore, Guru Angad was the Tug boat. Continue reading