Archive for December, 2005|Monthly archive page

mis once mejores

Ok, tal vez esto es muy típico cuando acaba un año: repasar lo mejor de “algo”. Hoy es el último día de un año un poco golpeado para mí. (¿Un poco? Deberían ver mi carro.) Y lo que me salvó, aligeró, inspiró, alegró y me hizo reflexionar sobre varias situaciones personales en este año fue la música. Así que haré un listado de mis once mejores selecciones musicales en este 2005. El orden numérico no refleja mis prioridades.

  1. sim Incredible !ndia
  2. am the collection Alanis Morissette: The Collection
  3. imogen Imogen Heap: Speak for yourself
  4. mirabai Mirabai: Flores
  5. anoushka rise Anoushka Shankar: Rise
  6. enya Enya: Amarantine
  7. am jlp acoustic Alanis Morissette: Jagged Little Pill acoustic
  8. back to bedlam James Blunt: Back to bedlam
  9. depeche mode Depeche Mode: Playing the angel
  10. mothers blessing Snatam Kaur: Mother’s blessing
  11. girish Girish: Reveal

En estos momentos, me encuentro escuchando sin parar a Imogen Heap. Podría decir que ella ha sido uno de mis mejores descubrimientos musicales en este año. Su estilo es bastante ecléctico, con una mezcla electrónica muy interesante y un manejo de cuerdas vocales muy emocional. Amo especialmente los tracks Just for now and Goodnight and go. 

Advertisements

mi descubrimiento más largo en este año

No cabe duda: este año estuvo lleno de sorpresas para mí. La más reciente y la cual originó unas muy buenas risas es el humilde nombre de un pueblo en la isla galesa de Anglesey. Dicho pueblecito se llama nada más y nada menos:

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

¿Cómo la ven?

Imagínate, tus amigos te preguntan: “¿En dónde pasaste la Navidad?” “Aah, nosotros la pasamos en Llanfairpwll…”

O bien, puedes traducir eso y decir: “La pasamos en el pueblo de la Iglesia de Santa María en el vacío de la neblina blanca cerca de un rápido vórtice y la Iglesia de San Tisilio de la cueva roja.

Ahora, si te preguntas cómo rayos se pronuncia, es muy fácil en realidad. Entra aquí y dirígete a la sección “How to say the Name” y baja el archivo de audio. Sólo tienes que poner atención a la pronunciación de algunas letras clave y ese indescifrable código se volverá un nombre muy melódico. En este sitio, encontrarás información acerca de este peculiar lugar. Incluso, hay un concurso de pronunciación del nombre y otros archivos de audio muy graciosos.

Ingredientes para una buena indigestión

Ya que estamos con todo el asunto de las cenas y el recalentado y el pavo… -ups, no, yo no como pavo ni cualquier otro platillo en estado de putrefacción. De todas maneras, lo que sigue es algo que no me canso de leer, y aunque sea vegetariano y la matanza de animales para usos brutos me incomode, este magnífico texto de Laura Esquivel me hace reír sin parar cada vez. Degústenlo y si no lo han probado por completo, realmente lo recomiendo, a pesar de sus recetas carnívoras.

Fragmento de la receta de marzo: Codornices en Pétalos de Rosas.

**************************************************

Lo único que tenían en ese momento eran codornices, así que decidió alterar ligeramente la receta, con tal de utilizar las flores.

Sin pensarlo más salió al patio y se dedicó a perseguir codornices. Después de atrapar a seis de ellas las metió a la cocina y se dispuso a matarlas, lo cual no le era nada fácil después de haberlas cuidado y alimentado por tanto tiempo. Continue reading

Una arruga en el tiempo

Por más que quisiera respirar el aroma navideño que siempre suelo percibir en estas épocas, lo único que llega a mi olfato en estos momentos es un desagradable olor a cigarro. Quiero mucho a mi tía y mis primos que frecuentemente nos visitan, mas sus hábitos tabaqueros están matando mis pulmones. En fin, esta situación la he propuesto como otra acción más de tolerancia. Aunque rectamente, sé que debería pedirles que no fumaran, por lo menos dentro de la casa, por respeto a todos los que vivimos aquí y no fumamos.

Pero, una vez más, lo que contrarresta esta molestia mía es el gusto de poder tener a la familia aquí, aunque sea celebrando algo a lo que yo no le hago mucha fanfarria. No es que la Navidad me disguste, sin embargo, sucede que yo encuentro más entusiasmo en otro tipo de celebraciones. Y ya hace mucho tiempo que dejé de creer en el barbudo. El barbudo pasé a ser yo. Bueno, ni tanto.

Ok, todo esta semana estuve de vacaciones en el blog. Primero, porque la computadora estaba en plena rehabilitación, afortunadamente, me la pudieron entregar el lunes por la tarde sana y salva. El martes, me la pasé vaciando mis viejos archivos a la renovada máquina y poniéndome al corriente con todos los mails que estaban apilados en mi buzón. El miércoles, sencillamente, no encontré ánimos para escribir, sin decir la tensión que se acumulaba en mi cabeza por todo el trabajo que ya tenía retrasado. Ayer jueves, la mala comunicación en equipo o la ignorancia de ciertas reglas me produjeron algunas molestias en uno de los trabajos en los que estoy colaborando. Espero que se resuelva eso pronto. Y hoy, como todos a mi alrededor estaban con un espíritu de fiesta y parranda, decidí relajarme, caminar y disfrutar viejas amistades. También, temprano por la mañana, tuvimos nuestra última junta de maestros de este año en el Instituto y realizamos un pequeño intercambio de cd’s “dhármicos” acompañado de un rico ponche hecho por Satraj.

Mientras mi máquina estaba en el hospital todo el fin de semana, sucedieron varios eventos. Uno, fui a ver Las Crónicas de Narnia, de la cual ya hablaré en otro momento. En resumen: me quedé muy satisfecho y con un poco de nostalgia a cuando era niño. Dos, el domingo una prima mía se casó, embarazada. Me sentí muy feliz por ella y le dí todas mis bendiciones, pero debo ser honesto que durante todo el evento me sentí muy raro. Yo soy el primo más grande (de edad), tanto en la familia de parte de mi mamá como en la de parte de mi papá. Y he visto a todos mis primos nacer y crecer. Digo, tengo 21 años, la prima que más se me acerca tiene 20 años y vive en Guadalajara, y ésta no fue la que se casó. A los demás todavía los considero unos chamacos, aunque algunos ya no lo sean tanto. Por consiguiente, el hecho de que mi prima se casara me hizo sentir como si cruzara un puente temporal de un día. Ayer: prima hija chiquita. Hoy: prima esposa embarazada. Espeluznante, la verdad.

En este preciso momento, estoy escuchando el cd Alanis Morissette: The Collection que mi mamá me acaba de regalar de cumpleaños (mmm… ¿qué eso no fue el mes pasado?) Y con este cd creo que confirmo lo antes dicho. El pestañeo en el tiempo es cierto. Sólo hace diez años estaba comprando el primer disco de Alanis Morissette, pues un primo de un primo mío me lo había recomendado. Y a partir de éste, le siguieron todos los demás que mi adorada Alanis sacó. Junto con toda esa colección, tengo recuerdos y experiencias de diez años de mi existencia que ahora están encapsulados en un sólo material. WOW. Creo que ya veo el inicio de una arruga en el espejo.

Nirguna*

A SHIP GLIDING OVER NOTHING

Only union with you gives joy. The rest is tearing down one building to put another.

But don’t break with forms! Boats cannot move without water. We are misquoted texts,

made right when you say us. We are sheep in a tightening wolf circle. You come like a

shepherd and ask, “So how are you?” I start crying. This means something to anyone in a

body, but what means something to you? You can’t be spoken, though you listen to all

sound. You can’t be written, yet you read everything. You don’t sleep, but you’re the Continue reading

Cuestión de porcentajes

YB quote about wisdom

Copyright ©2005 Sat Dharm Singh Khalsa