Archive for November, 2005|Monthly archive page

Palabras mágicas

El pasado viernes, Gurumander, Satraj, Hari Arti y yo teníamos la comezón del cine. Nos habíamos privado de nuestra rutina favorita desde hace mucho, mucho tiempo. Bueno, yo no tanto porque ya había ido a ver El exorcismo de Emily Rose ¡dos veces! Qué puedo hacer, me gustó la película. No es el horror que las personas se imaginan. Realmente, le encontré un mensaje y una historia inteligente que da cabida a posibilidades. Aparte, las actuaciones de Laura Linney, como la abogada, y la de Tom Wilkinson, como el sacerdote, me parecieron muy buenas. Continue reading

Kensho: perspectivas espirituales

¿Cómo evitas que una gota de agua se seque?

Este domingo, luego de despertarme y tener aquella extraña sensación, me preparé para ir a sadhana en el centro de yoga y tener después nuestra junta mensual de maestros. Cuando llegué, eran poco más de las 4 y no había luz que indicara que hubiera una alma en el Instituto. Esperé unos minutos y, entonces, vi a Nirankar que se aproximaba para abrir el centro e iniciar el sadhana. Eramos ella y yo más el frío entumecedor de Toluca. Es una realidad que el sadhana en el Instituto rara vez sea asistido por más de cinco personas. A veces, puedes encontrarte cantando tú solo en la oscuridad de la madrugada. Bueno, pues esta vez éramos tres, ya que al poco rato llegó Ravi Kaur, mi maestra.

Hacia el final del sadhana, fueron llegando más maestros. Luego, tuvimos nuestro pequeño gurdwara y todos escuchamos lo que el Guru nos tenía que decir en esa mañana. Una vez terminado esto, nos bajamos para iniciar nuestra junta de maestros y disfrutar unos deliciosos wafles que Nirankar nos hizo el favor de llevar.

Esta junta no fue como muchas otras. Casi siempre iniciamos con un check-in para ver cómo está cada quién y qué está sucediendo con cada uno de nosotros. Este es el espacio que tenemos para compartir cualquier aventura, desgracia, felicidad o rareza que hayamos experimentado. Puede que haya personas que no les guste tanto este espacio porque hay veces que puede ser interminable, pues existen personas, como yo, que tienen la necesidad de vaciar todo lo que ocurrió en su existencia en el lapso de un mes. [Tal vez, por eso inicié este blog, para que mis participaciones en juntas futuras sean más breves y los demás, si quieren, puedan leerlo desde aquí. =)] Y la verdad, otras veces son tantas las cosas a las que uno les da vuelta que el resto de las personas se puede perder. Pero, de cualquier modo, me gusta que exista este espacio de compartir y aclarar la mente de manera verbal. Siento que así, entonces, se puede crear una interacción más comprensiva entre los maestros sin colar subconscientemente lo que traemos cada quien en nuestras cabezas. Continue reading

Japa, repite y repite

Desperté aproximadamente a las 2:30 de la mañana el día de hoy, sólo para dormirme otros 40 minutos más y despertarme sin esfuerzo. En ese lapso entre las 2:30 y las 3:10, volví a experimentar una sensación que no había tenido desde el año pasado. Podía ver mi cuerpo dormido en la cama, no desde una posición lejana como aquella vez en el 85, sino más bien como arrimado a un lado y con una visión nebulosa hacia mi cuerpo físico. Ahora, la sensación a la que me refería no era esta, sino la percepción de estar observándome un sinnúmero de veces allí dormido y la extraña impresión de haber muerto repetidamente sin, en realidad, haber muerto. Era como estar viendo una escena en una película repetirse una y otra vez, sin que nada cambiara, pero que a la vez sabría que esa escena me llevaría al final de mi vida.

Déjà vu, en francés. Sólo que, aquí, esta escena “ya vista” estaba en mis sueños y no en la vida real. Era la misma escena sensorial que tuve el año pasado en mis mejores días de sadhana. Cada mañana que despertaba para prepararme para mi práctica de yoga y meditación, experimentaba una “elasticidad” del tiempo, en la que sentía que repetía una acción (en este caso, despertarme a las 3:30 am.) una infinidad de veces hasta mis últimos días sin que otra cosa importante sucediera.

Hay varias cosas aquí que pudieran parecer chifladas si no estás familiarizado con prácticas espirituales, meditaciones trascendentales, experiencias extracorpóreas, etcétera. Y aún así, yo, que desde mi infancia he vivido inmerso en este mundo -pongámosle- más sutil, encuentro difícil explicar con precisión de lenguaje lo que he experimentado estas dos veces. Continue reading